Salvaescaleras, qué es, cuándo es aconsejable ponerlo y sus ventajas

Con el objetivo de mejorar la accesibilidad en un edificio en el que no entra un ascensor, existen los salvaescaleras. En la siguiente guía te contamos todo sobre el salvaescaleras; una de las mejores opciones de accesibilidad para todo tipo de edificios, viviendas y locales comerciales. Descúbrelo.

Qué es un salvaescaleras

Es importante que las personas mayores o con problemas de movilidad reducida puedan moverse de la misma forma que lo hace cualquier otra persona. Debido a ello, cada vez más edificios y locales apuestan por la mejora de la accesibilidad.

Unos escalones al entrar en un edificio pueden parecer algo inofensivos para la mayoría. Sin embargo, es una barrera para las personas de una edad o que tienen problemas para caminar con normalidad. Más aún si es una persona que va en silla de ruedas.

Debido a ello, surge la opción del salvaescaleras, una opción muy popular actualmente para eliminar barreras que frenan la accesibilidad.

Estamos ante un tipo de elevador que se desplaza de manera vertical y cuyo objetivo es salvar pequeñas alturas de hasta un máximo de 3 o 4 metros. Físicamente, se parece a las plataformas salvaescaleras, pero en vez de desplazarse siguiendo el recorrido de la escalera, lo hace de manera vertical.

Cuando ponerlo

Lo recomendable es ponerlo siempre que sea necesario. Sobre todo en los casos en los que no hay sitio para un ascensor.

Pero aparte del ascensor, es interesante también con el objetivo de salvar pequeños desniveles y proporcionar accesibilidad siempre. Todo ello con un coste reducido y sin necesidad de hacer grandes reformas para ello.

Ventajas del salvaescaleras

Entre sus principales ventajas, destacamos:

  • Son fáciles de usar: una de sus principales características, es que estamos ante un medio sencillo de usar por todo tipo de usuarios. Lo que hace que ninguna persona tenga problema para usarlo, aunque nunca antes se haya subido a uno. Basta con mantener pulsado el pulsador de subida o bajada para que se detenga.
  • Proporcionan seguridad: otra de sus características, es que hace que la persona que va en él se sienta segura, algo que es muy importante cuando se busca mejorar la accesibilidad. Además, al ser normalmente una cabina de media altura y acristalada, se elimina la sensación de que una persona pueda sentirse encerrada o tener claustrofobia.
  • Aptos para todo tipo de personas: en él pueden ir todo tipo de personas, independientemente de su condición. Por ejemplo, personas mayores, en sillas de ruedas, con problemas de movilidad, etc.
  • El foso es muy reducido: puede incluso no ser necesario según el modelo, pero es ideal para los lugares donde hay poco espacio. Digamos que, consigue adaptarse a distintos espacios.
  • Instalación en interior o exterior: la instalación de un salvaescaleras puede ser en interiores o exteriores, se ajusta perfectamente a ambas posibilidades.
  • Consumo energético bajo: en unos tiempos donde la luz está por las nubes, lo cierto es que el salvaescaleras no es un problema económicamente hablando, dado que el consumo es pequeño.
  • Mantenimiento escaso: en lo referente al mantenimiento, es bajo.

¿Te ha quedado alguna duda? Pregúntanos.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar